Esto puede variar, sin embargo, la mayoría de los proveedores de pago procesan de inmediato. Algunos pueden tomar hasta 15 minutos o unas pocas horas. Los pagos de transferencia bancaria demoran de 1 a 5 días para procesarse.